miércoles, 28 de enero de 2015

MIEDO EN VEGAS DE CORIA

LA SOMBRA ERRANTE


Vegas de Coria es una alquería perteneciente al concejo de Nuñomoral de poco mas de doscientos habitantes.Enclavada en la comarca de Las Hurdes,se encuentra al norte de la provincia de Cáceres.En esta apacible villa,ocurrieron una serie de encuentros que llenaron de pavor a sus habitantes durante finales de 1982 y principios de 1983.
Todo comenzó el 10 de noviembre de 1982,cuando Eusebio Iglesias y su hijo Florián Iglesias se encontraban alrededor de la 1:00 de la madrugada descargando materiales de construccion en una vivienda situada a la entrada de Vegas de Coria.En un momento dado,ambos escucharon un sonido parecido a un lamento y una llamarada de color azul-butano de un metro aproximadamente iluminó la carretera y desapareció en décimas de segundo.
Curva de Arrolobos,lugar donde se encuentra el terraplén al que se arrojaba el extraño enlutado.
A la mañana siguiente,11 de noviembre,Nicolás Sánchez Sánchez se dirigía a su casa sobre las 21.45 de la noche,que se encontraba también a la entrada de Vegas y muy cerca de la de los primeros testigos,Eusebio y Florián.Cuando estaba a punto de entrar en su casa,escuchó un lamento que localizó en el centro de la carretera,y tras fijarse bien,observó algo oscuro de no mas de 30 centímetros.Nicolás se acercó y para su asombro,vio como el "bulto" oscuro iba creciendo hasta alcanzar algo mas de dos metros de altura en medio de un sonido como de "rechinar de dientes".Lo que apareció ante el era una silueta de un hombre muy alto,con cabeza redonda que vestía una túnica muy negra que le caía por debajo de las rodillas y con una constitución que Nicolás vio aparentemente muy fuerte.
El testigo retrocedió y la extraña figura lo siguió,ante lo que Nicolás cogió dos grandes piedras y las arrojó sin temor a la sombra que avanzaba.Esta huyó por la carretera que sale del pueblo,hacía la conocida como curva de Arrolobos,flotando y despareciendo en medio de una especie de relámpago.
Dos días después,Eusebio Iglesias otra vez,que volvía con su mula de cargar unos sacos a las afueras del pueblo,y hacia las 21:30-22:00 horas,muy cerca de las primeras casas del pueblo y mientras se afanaba por colocar un saco que se le había caído a su burro,presintió que alguien se le acercaba.Lo que Eusebio vio detrás suya fue una figura muy grande,totalmente de negro,de mas de dos metros y con finos brazos que se le acercaba poco a poco.El testigo escuchó en ese momento una voz seca que le decía "¿Es que no me conoces?". 
Eusebio huyó muerto de miedo al pueblo,y mientras lo hacía,observó por el rabillo del ojo como el extraño paseante se arrojaba a un terraplén que hay en un lado de la carretera de mas de veinte metros de profundidad.
Dibujo de lo observado por Nicolás Sánchez Sánchez.
Estos tres testigos de Vegas (Eusebio,su hijo Florián y Nicolás) mantuvieron en secreto sus extrañas visiones por miedo a que sus vecinos los tachasen de locos,pero no pudieron aguantar mas cuando el 3 de febrero de 1983,el hijo de Eusebio,Florián,mientras volvía con la burra al pueblo,ve en la carretera a un ser de azul oscuro que se le acerca.En un momento dado el ser se vuelve a precipitar por el terraplén que hay al lado de la carretera.Florián,junto con tres muchachos que acaban de llegar en bicicleta,y que vieron también la figura,Cristino y Germán Dominguez y Joaquín Sánchez,observan como al paseante oscuro corre a gran velocidad por el terraplén inaccesible.
El 9 de febrero es el hermano de Nicolás Sánchez Sánchez el que observa mientras abre la puerta de su casa a un ser con sotana blanca que lo observa a lo lejos.Cuando la extraña figura comienza a dirigirse hacia el testigo,este entra rápidamente en su casa muerto de miedo y cierra con llave la puerta de su casa.
A partir de ese día,se destapó toda esta serie de sucesos acontecidas por numerosos vecinos,y ante el miedo y pánico de la población,se decide hacer batidas por la noche y principalmente a la entrada del pueblo,donde se encuentra el terraplén y donde se observó mas veces al ser.Incluso en las batidas participó la Guardia Civil,alertada de tan extraños sucesos.
Sin embargo,de nada sirvió esas noches en vela en busca del autor de sus sustos;el extraño ser oscuro,o la "pantalla",como también se le bautizó,desapareció como llego,de forma totalmente inexplicable,dejando a todos los habitantes de Vegas de Coria que les había atemorizado aquellos meses finales de 1982 y principios de 1983.

Posible aspecto del extraño ser que atemorizó a la población de Vegas de Coria.

miércoles, 21 de enero de 2015

LAS HURDES (PARTE II)

EL DUENDE DEL LADRILLAR

Después del recorrido histórico por la comarca hurdana que hemos realizado en el anterior post,ahora nos centraremos en algunos de los casos mas extraños que han ocurrido en la región.El primero de ellos y que más curioso resulta es el conocido caso del duende del Ladrillar.

Ladrillar en la actualidad
Ladrillar es un pequeño pueblo de la comarca de Las Hurdes,al norte de la provincia de Cáceres y de no mas de doscientos habitantes,que en los días 26,27 y 28 de febrero de 1907 vivieron una serie de acontecimientos que mantuvo en jaque a la población y al cura de ésta,Isaac Gutiérrez.
Este se quejó al arzobispado de Coria de que sus feligreses habían abandonado sus oficios religiosos ante la aparición en dichas fechas de un extraño ser vestido de negro,con un traje muy ceñido,una cabeza desproporcionadamente grande y unas extremidades muy cortas,que los atemorizaba y los hacia encerrarse y no salir de sus casas ni siquiera para ir a misa.Ademas,el extraño duende,como se le bautizó en la población,siempre aparecía acompañado de dos pequeñas luminarias.Como es lógico,el párroco Isaac Gutiérrez no recibió respuesta del arzobispado.
Durante los tres dias,el ente se presento revoloteando por las calles del pueblo,dando unos gritos guturales para acabar su recorrido ante las tapias del cementerio,como un mal augurio.Una vecina de Ladrillar,Serafina Bejarano Rubio,que en aquel 1907 tenía 9 años,contó lo que vivio aquellas tres lejanas jornadas de febrero de este modo:

“Yo tendría nueve años. Y todo lo recuerdo perfectamente como si hubiera pasado hoy. Fueron tres días los que se apareció aquel “tío” [...]. Era como un pájaro grande, negro, que se posaba en los árboles y estaba allí, junto al cementerio. [...].Venía volando, a no mucha altura y perseguido de dos luminarias redonditas. Casi nunca hacía ruido, pero a veces gritaba… [...]. No paraba de hacer un grito muy fuerte, como ‘¡gua, gua! Estuvo un tiempo y luego se fue” [...]. La gente se arrejuntaba en aquella placilla de abajo y veíamos cómo aquel demonio flotaba hasta esa arboleda de ahí enfrente. Uno de los días llegó a aposarse muy cerca del cementerio. Daba como un “rivoloteo en el aire” y volvía otra vez para una casa de allí. Estábamos muy asustados… todos le teníamos miedo. Luego hubo un día que no volvió más y por eso se quedó lo del duende. Dicen que el cura lo expulsó, que llegó a pelearse con él. Pero eso ya no lo sé. Iba vestido de negro y era chiquito, chiquito… parecido igual a un mono. Yo tenía nueve años… pero nunca podré olvidarlo”.

Unos de esos días en los que el duende se presento en la localidad,el párroco Isaac y un grupo de vecinos fueron testigos de como revoloteo por encima de un grupo de chiquillos (entre los que se encontraba Serafina) seguido de las dos luminarias,y acto seguido la niña de tan solo 5 años María Encarnación Martín caía fulminada al suelo.La pequeña fallecería días después,exactamente el 2 de marzo de 1907 y sin causa conocida para explicar su óbito.

Recreación de luminaria que acompañaba al extraño duende
 El 28 de febrero de 1907 fue el último día que se manifestó el extraño ser,que desapareció igual que se presentó,de forma inesperada y sin que nadie pudiese dar una explicación al suceso.Aún hoy muchos ancianos recuerdan por boca de sus padres el extraño caso del ente que volaba por los tejados y calles de esta población y que aparentemente acabo con la vida de una pequeña de cinco años,la ya conocida como historia del duende del Ladrillar.

LAS HURDES (PARTE I)

EL PARAÍSO MALDITO

Tras un parón navideño,esta nueva entrada que me he demorado en escribir (disculpen las molestias) ,no será exactamente como las anteriores.No contare en ella ninguna historia de aparecidos,ningún encuentro extraño ni ninguna visión de luces en el cielo.Con esta entrada,y para inaugurar el 2015,quiero hacer un recorrido en el tiempo y espacio de una de las comarcas mas desconocidas y perjudicadas de nuestra península:Las Hurdes.Esta comarca de Extremadura ha sido "comidilla" durante años (y aún lo sigue siendo,aunque a no tanta escala como antaño) de toda la piel de toro sobre sus habitantes,pueblos y extrañas leyendas y mitología popular que pervive entre los hurdanos desde tiempo inmemorial.Siempre que se evoca la comarca hurdana indefectiblemente aflora,como simple acto reflejo,la impresión paradigmática de miseria y pobreza extrema que la llevó al dudoso honor de ser considerada como “baldón de España” gracias a los inmensos ríos de tinta obra de cronistas,viajeros,científicos o simples curiosos que caminaron por sus valles angostos y percibieron su terrible miseria, personajes que sirvieron de estímulo para aquellos otros que desde los diarios nacionales se apuntaron a la moda de glosar las penalidades infrahumanas de Las Hurdes en la que,en no pocas ocasiones,daban cabida a sus propias aspiraciones novelescas.
Situada en el extremo norte de Extremadura,esta compuesta por cinco municipios o concejos y cuarenta y tres núcleos de población,cuatro de los cuales ya están deshabitados.La situación actual de la comarca es difícil y la perdida y el envejecimiento de población su principal lastre.Hay municipios que han conocido un cierto desarrollo,pero en otros tantos,la recesión es muy fuerte.
Durante años,principalmente del siglo XVII al XX mas o menos,se especuló mucho sobre Las Hurdes y todo lo que tenía que ver con ella,como veremos a continuación,en una breve cronología explicando como se veía y se trataba este bella comarca en España.


Mapa de Las Hurdes

El primer escrito del que se tiene constancia sobre Las Hurdes lo realizo un padre jesuita llamado Juan Eusebio Nierembreg y Otín,que fue biógrafo,humanista,físico,teólogo y escritor ascético,y que hacia 1630 publico su Curiosa filosofía y cuestiones naturales ,un libro en el que describía así la comarca extremeña:

"Existe en este reino,un aspero valle infestado de demonios,un lugar que los pastores creen habitados por salvajes,gente ni oída ni vista,de lengua y usos distintos a los nuestros.Son hombres y mujeres que andan desnudos pensando ser solos en la tierra..."

Unas duras palabras que calaron en el ánimo de muchos investigadores,geografos y médicos de aquella España,que veían ante las palabras del padre Nieremberg que aún existían zonas en las que las prioridades básicas no habían llegado.No fue el único interesado por esta comarca y que escribió sobre ella.
George Borrow fue un viajero y filólogo ingles que se aventuro también a visitar Las Hurdes y ver con sus propios ojos que de verdad y de mentira había en todo lo que se decía sobre la comarca extremeña.En 1843,se publico su obra La Biblia en España y en ella describió de forma muy particular a la región hurdana:

"No hay tierra como esta,tiene sus secretos y misterios.Muchos se han perdido en ella y no ha vuelto ha saberse su paradero.Cuentan que en ciertas lagunas existen horribles monstruos,y que en los asperos valles solo alumbra el sol a mediodía,reinando las tinieblas el resto de la jornada."

Como se puede apreciar,todo lo que se contase de Las Hurdes era poco,y pese a que en la actualidad es una comarca como otra mas de cualquier región de España;de hecho una de las mas bellas y con mas riqueza histórica,antaño se le llego a catalogar de paraíso maldito e incluso se evitaba pasar por ella.
El poeta y bibliófilo extremeño Vicente Barrantes Moreno,años después que visitara la comarca el inglés Borrow,se decidió  hacer el mismo recorrido,y tras pasar por Las Hurdes,realizo un simposium sobre ella,llamada Las Jurdes y sus leyendas:conferencia leída en la Sociedad Geográfica de Madrid la noche del 1º de julio de 1890 y en la que describía a sus vecinos extremeños de una forma rotunda y escabrosa:

"En los lugares de acceso a las alquerías cortan el camino los hurdanos.Desnutridos y harapientos,con mirada fija en el suelo,acaban huyendo de modo espantoso,brincando entre los riscos con la agilidad propia de las cabras,por mucha que sea su edad.Otros,los mas,se retiran asustados a sus inmundos cobertizos,guardando silencio ante la llegada del forastero.nadie sabe que edad tiene,ni muchos cual es su familia.Si así se presentan en los albores del siglo XX,¿como lo harían en 1600?..."

Este tipo de escrito no hizo si no mas que acentuar el problema hurdano y todavía se le catalogo como una raza distinta a lo conocido,atrayendo la mirada de mas gente y de curiosos,que tras conocer palabras como las anteriores,se dirigían hacia la comarca extremeña ávidos de ver con sus ojos esos extraños personajes que habitaban allí.
Padre Juan Eusebio Nieremberg y Otín
George Borrow
Vicente Barrantes Moreno
Hacia 1913,el intelectual católico e hispanista francés,Maurice Legendre,visito por primera vez Las Hurdes y desde entonces realizó una permanente campaña para llamar la atención de la opinión pública sobre el problema hurdano,denunciando su abandono histórico y su penosa situación.Gracias a sus denuncias,y a las de los doctores Goyales y Bardají (que mas tarde se convertiría en subsecretario de Sanidad) ,y al eminente Gregorio Marañón,se hizo posible la visita a la región del rey Alfonso XIII en el año 1922.
Tras la visita real surgieron iniciativas para promocionar el desarrollo hurdano,primando el factor asistencial.
Ya en 1932,se filmó el conocidísimo cortometraje Las Hurdes,tierra sin pan de Luis Buñuel,donde se denuncia la dura situación de la comarca extremeña a base de imagenes en blanco y negro que recoge las realidades que se viven a menos de cuatrocientos kilómetros al oeste de la capital del Estado.
Desde entonces y hasta la actualidad,se realizó un esfuerzo enorme para que la comarca saliese del atraso al que la historia le había condenado,y mediante Congresos de Hurdófilos,avances en cuanto a vías de comunicación,y modernización en general,se convirtió en una realidad.
A lo largo de la historia,viajeros,curiosos,cronistas e investigadores dejaron como huella impresa sus miradas personales sobre una realidad sorprendente y conmovedora que se revelo a sus ojos con una plenitud absorbente,la comarca de Las Hurdes. El resultado de tales observaciones y la imagen conformada por intereses socioeconómicos dispares fue configurando una impresión siniestra de esta zona aislada geográficamente y desarticulada socialmente,hasta el punto de forjar toda una aureola de leyenda que se levanta sobre elementos de una incuestionable realidad,pero envueltos en una densa maraña fantasiosa que el paso del tiempo ha consagrado como una verdad insoslayable alumbrando todo un extraño misticismo de “leyenda negra” que convierte la comarca hurdana en paradigma de miseria y pobreza extrema.A día de hoy es una comarca mas de España,pero con la pesada losa de haber sido conocida como uno de los paraísos malditos del mundo.